Transformación transparente

03.04.2018 | by Wilkhahn España
Vista completa de la sala de plenos con asientos de Wilkhahn, fotografía: Heinrich Hecht, Apelern

El estudio de arquitectura blocher partners de Stuttgart transformó el recién inaugurado edificio del Parlamento de Baja Sajonia en la capital del estado de Hannover, de un conjunto clasificado, formado por el Palacio Leine y el Edificio Oesterlen, en una arquitectura contemporánea. Al mismo tiempo, añadieron una nueva estructura interna al conjunto, que no sólo cumple con los más altos estándares técnicos, sino que, gracias a la cámara plenaria de cristal y al pórtico central, también traduce el concepto moderno de democracia en una arquitectura atemporal. La sala de plenos también está equipada con sillas Wilkhahn para reflejar el mismo enfoque en el interiorismo.
El edificio del Parlamento de Baja Sajonia en Hannover es un collage espacial de diferentes épocas: fue construido originalmente como un modesto edificio de entramado de madera bajo la dirección del duque Georg von Calenberg en 1637 y posteriormente ampliado. En 1817, bajo la dirección de Georg Ludwig Friedrich Laves, el Palacio Leine adquirió su aspecto clasicista que lo define hasta hoy. El edificio fue destruido en la segunda guerra mundial, pero el arquitecto de Hannover Dieter Oesterlen lo convirtió en un edificio del parlamento con una cámara plenaria adicional en 1962. El conjunto fue considerado una expresión ejemplar de la aún incipiente democracia alemana de la posguerra. Alrededor de 50 años después, ya no satisfacía las necesidades de un edificio parlamentario moderno. Después de varios concursos, fue el estudio de arquitectura blocher partners de Stuttgart el que ganó con un concepto basado en la transparencia. El edificio remodelado del parlamento estatal fue inaugurado por el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier en octubre de 2017.

El transformado Parlamento de la Baja Sajonia en Hannover con fachada abierta en Platz der Göttinger Sieben (arquitectos: blocher partners, Stuttgart), fotografía: Heinrich Hecht, Apelern
Fachada clasicista del antiguo palacio Leine, diseñado por el arquitecto Georg Ludwig Friedrich Laves en 1817, que hoy forma parte del conjunto parlamentario, fotografía: Heinrich Hecht, Apelern

Una vista de la ciudad
Mientras que la fachada de Oesterlen de la sala plenaria fue conservada, blocher partners destriparon completamente el interior del edificio. También se retiraron los paneles de la cámara. Todos los elementos técnicos, como los filtros, el aire acondicionado o los componentes de insonorización, están ahora ocultos en el techo ligeramente arqueado de la cámara, encima del atril. Los miembros del parlamento tienen ahora una vista de la ciudad desde la sala de plenos y a través de la fachada distintiva: el paisaje de la ciudad se convierte en un telón de fondo en el que los oradores, de espaldas al gobierno, hablan con el parlamento.

El paisaje de la ciudad se convierte en un telón de fondo en el que los oradores hablan al parlamento. En primer plano se ven las sillas de conferencia Sola de Wilkhahn, encastradas al suelo, fotografía: Heinrich Hecht, Apelern.
Vista de la sala de plenos con asientos de Wilkhahn, fotografía: Heinrich Hecht, Apelern
Vista del hall de entrada a la sala de plenos, fotografía: Heinrich Hecht, Apelern

La transparencia, un tema común

El esquema de color en todo el edificio es discreto, pero las salpicaduras de color se crean utilizando materiales y enfatizando elementos lineales. blocher partners destacan la zona semicircular en la que se sientan los parlamentarios con un esquema de colores claros en varios tonos de gris. El corazón de la sala está revestido con elegantes paneles de nogal, detrás de los cuales se alojan la prensa y las salas de visitas. Las microperforaciones en la madera, los paneles de pared autoportantes revestidos con paneles de metal fonoabsorbentes y una alfombra de color gris claro de Kugelgarn® hacen que la acústica sea excelente. Las cabinas de los oradores para las grabaciones insonorizadas están situadas al mismo nivel que las de los parlamentarios, con las galerías de visitantes y las de prensa con acceso libre de barreras situadas en una planta superior. El nuevo y deslumbrante pórtico blanco actúa como punto central de navegación y desde aquí también se puede ver lo que sucede en la sala de plenos.

Recepción, "Niedersachsentreppe" (escalera de Baja Sajonia) al fondo, fotografía: Heinrich Hecht, Apelern
"Niedersachsentreppe" (escalera de Baja Sajonia), fotografía: Heinrich Hecht, Apelern

Asientos personalizados excepcionales

El esquema de color en todo el edificio es discreto, pero las salpicaduras de color se crean utilizando materiales y enfatizando elementos lineales. Los socios de blocher destacan la zona semicircular en la que se sientan los parlamentarios con un esquema de colores claros en varios tonos de gris. El corazón de la sala está revestido con elegantes paneles de nogal, detrás de los cuales se alojan la prensa y las salas de visitas. Las microperforaciones en la madera, los paneles de pared autoportantes revestidos con paneles de metal fonoabsorbentes y una alfombra de color gris claro de Kugelgarn® hacen que la acústica sea excelente. Las cabinas de los oradores para las grabaciones insonorizadas están situadas a la misma altura que la de los parlamentarios.

Vista de la sala de plenos con asientos de Wilkhahn, fotografía: Heinrich Hecht, Apelern
Sala plenaria con sillas de conferencia Sola de Wilkhahn, con ruedas, fotografía: Heinrich Hecht, Apelern
Sillas de conferencia Sola de Wilkhahn encastradas en el suelo, fotografía: Heinrich Hecht, Apelern
Sillas de conferencia Sola de Wilkhahn encastradas en el suelo, fotografía: Heinrich Hecht, Apelern

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *