El concepto de showroom como un museo

19.06.2018 | by Wilkhahn España
Un enamorado de Wilkhahn: Santi Casamitjana en el nuevo showroom de Madrid. Foto: Juan José Cánovas Castillo

Tras algunos meses de duro trabajo, el nuevo showroom de Wilkhahn en Madrid es una realidad. Y qué mejor manera de presentarlo y hablarnos sobre su concepto e interiorismo, que charlar con el responsable de su diseño, el entrañable Santi Casamitjana.

 

Wilkhahn: buenos días Santi, ¿qué te pareció la idea de diseñar el nuevo showroom de Wilkhahn en Madrid?

Santi Casamitjana: Ante todo, muchas gracias por toda vuestra colaboración. Cuando Wilkhahn me propuso diseñar su nueva sala de exposición no lo dudé ni un instante. Esto supuso para mí un gran honor porque estoy ligado históricamente y muy identificado con esta marca que me ha acompañado durante los últimos 30 o 40 años de mi vida profesional. Nuestra empresa Casamitjana es uno de los distribuidores más antiguos de Wilkhahn España; de hecho tenemos en nuestro pequeño museo privado bastantes piezas clásicas de la marca.

Vista de la sala de exposición. Foto: Juan José Cánovas Castillo

WH: ¿cuál fue el principal objetivo de la sala de exposición?

SC: El tener experiencia y conocimiento del producto de Wilkhahn y el haberme siempre preocupado desde un punto de vista profesional de la imagen de nuestros establecimientos de Tarrasa y Barcelona, de alguna manera me concede una cierta práctica en la colocación de los muebles. He utilizado estos conocimientos para provocar al visitante a realizar un itinerario para que vea y se fije en una serie de detalles que he magnificado un poco, como por ejemplo el hecho de colocar unas pocas sillas elevadas que ofrecen un contraste con la pared, que prácticamente es un parqué vertical. La idea de esta pared de madera estuvo inspirada en el stand de Wilkhahn presentado en una de sus participaciones en la feria Orgatec y que nos guio por un camino que sabíamos que iba a gustar: es, de alguna manera, un escenario. Y un showroom no deja de ser esto mismo; dónde los artistas y protagonistas de la obra son los muebles, sillas y mesas que se mueven. El principal objetivo es que el visitante, sea un arquitecto, cliente final o distribuidor, identifique que está viendo un producto con una tecnología de vanguardia pero con un saber hacer de muchos años atrás y que es un producto muy testado.

Siempre entre planos. Foto: Juan José Cánovas Castillo

WH: efectivamente, el tema movilidad es un elemento clave de la filosofía de Wilkhahn…

SC: Cierto. Wilkhahn tiene mucha experiencia en el mundo de las sillas de oficina y de las mesas de reuniones y de todo este sistema de nomadismo que existe actualmente en las oficinas y que parece que no haya perdido ningún ápice de protagonismo en los últimos años. Cada vez las oficinas son más nómadas, hay menos papeles, los puestos de trabajo fijos y tradicionales casi no existen y la tendencia es el trabajo en equipo. Eso también es lo que hemos intentado en la zona de la oficina, donde trabajan los empleados y la dirección de la empresa: en realidad se trabaja en equipo y se comparte un espacio gracias a un tablero muy grande donde se tiene la comodidad de poder enchufar y conectar todos los elementos con los que se trabaja: ordenadores portátiles móviles etc. Esta forma de trabajo en equipo aporta muchos beneficios para el funcionamiento de la empresa de cara, por ejemplo, a la atención de los clientes, gestión de los proyectos, etc. Por otra parte, la idea de dedicar un espacio determinado del local para que los empleados estuvieran juntos nos seducía y además ya estaban acostumbrados a esta forma de trabajo en equipo. He tenido todas las facilidades por parte de ellos para poder colocarlos donde yo quería, en un lugar donde tuviera el máximo de luz y que se pudiera tener una visión de todo lo que estuviera pasando en el propio showroom. Esto para mí fue decisivo y me dio mucha fuerza para seguir con el proyecto pues sabía que contaba con la colaboración de los empleados.

Espacio de trabajo para los empleados de Wilkhahn. Foto: Juan José Cánovas Castillo

WH: ¿qué nos puedes contar sobre los colores utilizados, materiales, la iluminación, etc?

SC: Todos los profesionales tenemos nuestra paleta de colores donde vamos buscando y analizando. Aquí no era un sitio de hacer nada protagonista sino al contrario y por lo tanto los colores del envoltorio y los materiales debían ser muy suaves y discretos. Hemos dado un poco de tono al techo y las paredes para que tuvieran un color determinado con el objetivo de no quitar el protagonismo a los muebles. El showroom en sí no deja de ser como una exposición de cuadros. Es como un museo donde todos los materiales que hay tienen que acompañar finalmente al concepto final que es iluminar una obra de arte, un cuadro, una escultura o un producto muy bien hecho, tecnológico y bien resuelto. Como elemento destacado tenemos la gran pared que nos domina como telón de fondo, con los listones de madera maciza de roble, donde las piezas del museo van desfilando por delante de este parqué vertical haciéndoles destacar junto a la iluminación.

Valorando los diferentes materiales. Foto: Juan José Cánovas Castillo

WH: ¿por qué has elegido moqueta para el suelo?

SC: La moqueta cumple una misión muy importante de absorción acústica. Además, también es diferenciadora de espacios: gracias a un cambio de color de la moqueta con el verde de Wilkhahn, en la zona central construimos una especie de isla o zona “demo” para que el visitante pudiera interactuar con la sabiduría del propio producto y que no fuera un espacio monográfico sino que sirviera para muchas cosas a la vez. Aquí se puede mostrar la movilidad de los programas de Wilkhahn, con su mesa plegable Confair y mesas abatibles Timetable, para que el prescriptor, cliente final o profesional pueda probar las diferentes opciones de las mesas y los programas de sillería disponibles, y elegir el que más le interese.

Zona de demostración con moqueta en color verde. Foto: Juan José Cánovas Castillo

WH: En toda oficina es necesaria una sala de reuniones, ¿qué me puedes decir sobre la solución que has aportado a la nuestra?

SC: Otro objetivo era dotar al Showroom de una zona de reunión, que no estuviera cerrado para dejarla respirar y que no ocupase demasiado espacio, que en este local era un tema esencial dado los pocos metros cuadrados totales disponibles. Equipado, naturalmente con el producto Wilkhahn de última generación, para que se pudieran proyectar, en una pared donde hay un monitor/tv de grandes dimensiones, un proyecto, un estudio que se haya realizado sobre un requerimiento del cliente, videos de producto o promocionales, etc. Un espacio donde también se pudiera hacer un catering frío al mediodía para seguir trabajando. En definitiva una zona para utilizarla como una herramienta más de trabajo.

Sala de reuniones con sillas y mesas programa Graph. Foto: Juan José Cánovas Castillo

WH: Y ¿qué me puedes comentar sobre la zona de archivo y office?

SC: También teníamos que dotar al local para tener un office y un espacio para archivo y que estuviera de alguna forma integrado. Aprovechamos un segundo nivel existente para esto. Permite el uso por parte de los empleados y también, si se requiere, para los clientes. Es una tendencia que las reuniones con clientes puedan tener lugar en el despacho, en la gran mesa de reuniones o tomando un café en el office. Aprovechamos la doble altura para hacer la zona de office y archivo y le robamos un poco de espacio para el showroom ya que quería darle un lugar especial y destacado a la sillería FS, que es para mí un histórico importantísimo y con un valor social muy importante en Wilkhahn.

Zona de office. Foto: Juan José Cánovas Castillo

WH: Finalmente, nosotros estamos muy satisfechos con el trabajo realizado y el resultado final del diseño del Showroom pero queremos saber tu opinión sobre el mismo.

SC: En este proyecto no era una ocasión para hacer nada protagonista sino al contrario: el producto es el protagonista y por ejemplo elegimos los materiales y los colores con el objetivo de pasar inadvertidos en esta muestra donde las obras de arte son las sillas y mesas de Wilkhahn. Creo que en este aspecto estoy muy satisfecho porque la sensación que se tiene en realidad es que esto es realmente un gran escaparate; y sobre todo como imagen de marca de la empresa. Hemos hecho algo discreto, con un presupuesto muy controlado, pero sacando el máximo provecho del espacio que disponíamos, apoyados por la belleza del propio producto de Wilkhahn.

 

Muchas gracias Santi por el cariño que has puesto en nuestro proyecto.

 

Les esperamos en:

Wilkhahn S.A.

c/ Apolonio Morales 13 – A2

28036 Madrid

Telf. 91 515 85 80

Santi con nuestra nueva silla free-to-move AT. Foto: Juan José Cánovas Castillo