“Llegar al límite de lo posible”

10.08.2018 | by Wilkhahn España
Foto: Andreas Körner

Wolfgang C.R. Mezger, nacido en 1951, estudió diseño industrial en la Universidad de Diseño de Schwäbisch Gmünd tras una serie de proyectos musicales y formación como tipógrafo.

Después de trabajar como freelance, Wolfgang C.R. Mezger fundó DesignBüro en 1983. Además de su trabajo profesional como diseñador freelance para las principales empresas internacionales en los EE.UU., el Reino Unido, Italia, los Países Bajos, Austria, Suiza y Alemania, también tiene tareas docentes en varias escuelas de diseño en Berlín, Londres y Schwäbisch Gmünd. Desde 2007, su oficina se encuentra en Göppingen, donde él y su equipo han desarrollado una amplia gama de productos innovadores, como lo demuestran los más de 80 premios internacionales de diseño concedidos hasta la fecha.

 

Sr. Mezger, Ud. ya ha creado más de 300 productos durante su carrera. Entonces, ¿qué es lo fascinante al diseñar una silla?

Básicamente, la silla representa el mayor reto para un diseñador, ya sea diseñador o arquitecto. La silla es la última disciplina de todas las tareas de diseño, por así decirlo. Es, a la vez, función y escultura, tecnología y poesía. Es visualmente impresionante y debemos permitir que nos sostenga. Se crea una relación casi íntima confiando nuestros cuerpos a este “objeto”. Es precisamente por todos estos parámetros que este apasionante tema nos fascina y cautiva, llevándonos a diseñar con entusiasmo sillas y programas de sillas en todas sus facetas.

 

Entonces, Aula es la primera silla que ha diseñado para Wilkhahn. Una silla apilable y multifuncional de plástico macizo, que suena difícil. ¿Cuáles fueron los mayores desafíos?

Primero hay que trazar una línea divisoria clara. Usted encontrará un sinnúmero de sillas de plástico, también conocidas como sillas mono carcasa, al menos en todos los restaurantes al aire libre. También hay muchas sillas de plástico para el sector de la moda. El concepto que aquí se presenta se dirige a grupos de destinatarios completamente diferentes, como la administración, oficinas, edificios públicos y las sedes de eventos. En este caso se requiere una calidad muy sofisticada y los más altos estándares de diseño – esto ya no es plástico, sino que se ha llevado a un nuevo nivel estético y funcional – realmente una verdadera obra de arte.

Para cumplir con la descripción de silla multiusos, Aula debe tener un diseño modular; todas las versiones son apilables, la silla se puede utilizar con y sin apoyabrazos, también son posibles diferentes combinaciones de colores y opciones de tapicería, incluso diferentes materiales. El mayor desafío era integrar elegantemente todas estas funciones en el producto y llevarlo a la producción en serie. Dotar a la silla apilable vertical de perfiles tan delicados – y esto sin el uso de ningún inserto metálico – fue atrevido y desafiante desde el principio, pero es definitivamente lo queríamos. Pueden imaginar que fueron necesarios bastantes intentos basados en este enfoque sutil para alcanzar el límite de lo que es posible.

Aula parece estar hecho de una sola pieza. ¿En qué diseño se basa el concepto?

En el diseño hay dos direcciones esenciales, el enfoque aditivo y el enfoque sustractivo. El aditivo se diseña mediante el ensamblaje de componentes. La sustracción es un enfoque escultórico. Se quita o se sustrae material innecesario con el fin de dar vida a la “escultura oculta” en la piedra. Aula consta de tres componentes principales: la coquilla, el armazón y los apoyabrazos. Inicialmente, este es un ejemplo clásico de diseño de aditivos. Pero una vez ensamblados los componentes, es el turno del aspecto escultórico. A esto lo llamamos diseño integrador, ya que los componentes se funden de forma fluida y sin problemas. El armazón encaja en la coquilla, el apoyabrazos encaja suavemente en el armazón, al igual que el armazón de la silla sin reposabrazos. Esta armonía crea la impresión de que la silla está hecha de una sola pieza, en otras palabras, es escultural. Esto permite una apariencia convincente en arquitecturas muy diferentes.

 

¿Cómo definiría el confort del asiento? ¿Qué papel juega en el diseño de Aula?

La comodidad del asiento debe producir inmediatamente una respuesta sorprendente y positiva. Debe producir una sensación espontánea de bienestar. Esto se aplica a todo tipo de muebles para sentarse. Sin embargo, existen diferencias para las diferentes aplicaciones: el asiento para una nave espacial fuerza a sentarse constantemente en una posición. Es completamente diferente a un mueble tapizado en el que puedes relajarte. Las áreas de espera, las sillas en los restaurantes o los asientos en el transporte público también están sujetas a otras leyes. Con Aula, esto se puede refinar. Además de la sensación espontánea de bienestar, usted se apoya en varias posturas, incluso cuando está sentado durante largos períodos de tiempo, por lo que también es posible sentarse dinámicamente en todas estas variantes. Para poder crear aquí el contorno ideal del asiento, no sólo hemos recurrido a nuestra larga experiencia en ergonomía del asiento, sino que también hemos llevado a cabo pruebas continuas en la llamada “máquina de sentado” con varias personas de ambos sexos, incorporando meticulosamente los resultados en el diseño.

 

Sr. Mezger, una última pregunta para usted como amante apasionado de la música: si hubiera una orquesta de sillas tocando música, ¿qué parte sería la más adecuada para Aula?

La silla Aula, en toda su complejidad, es multifuncional. Con su calidad escultórica, es a la vez un solista individual, pero también puntúa en una estricta combinación lineal, y se ve bien en el conjunto casual de una orquesta. En otras palabras, también es un jugador de equipo ingenioso.

 

¡Muchas gracias por hablar con nosotros!

 

DesignBüro Wolfgang C.R. Mezger

También puede ver el vídeo del Making of de Aula con Wolfgang C.R. Mezger

Más información sobre la silla multiusos Aula