Un banco que define el espacio

11.03.2019 | by Wilkhahn España
Muy versátil. Banco tapizado Insit de Wilkhahn con respaldo (diseño: Wolfgang C.R. Mezger)

Los muebles tapizados cómodos y relajantes ya no son exclusivos de los salones, sino que ahora también están presentes en las oficinas de todo el mundo. En el pasado, las sillas y bancos tapizados con respaldo se limitaban a vestíbulos y salas de espera, pero hoy en día se encuentran en espacios de trabajo conjunto, áreas comunes centrales, oficinas de planta abierta o restaurantes de empresa. El nuevo programa de muebles tapizados Insit de Wilkhahn (diseño: Wolfgang C.R. Mezger) permite la creación de una gran variedad de ambientes que, por un lado, son lugares a los que hay que dirigirse para encontrar tranquilidad y, por otro lado, fomentan la interacción y la colaboración. Además, se puede utilizar para dividir los espacios en zonas y mejorar la acústica.

 

Wilkhahn cuenta con una larga experiencia en el diseño de paisajes de asientos de primera clase. Ejemplos legendarios son el programa 1200 de bancos de espera de Friso Kramer, el programa 7000 de Hans Peter Piehl o el programa 840 de ProduktEntwicklung Roericht. Insit es un ejemplo de un tipo tradicional de banco tapizado que se traduce en una gama de asientos polivalentes que refleja los requisitos profesionales de los entornos de trabajo actuales.

  • Su altura de asiento de 45 cm permite trabajar, comunicarse, comer y beber a alturas normales de mesa y en combinación con sillas. El resultado son soluciones flexibles para todas las generaciones.
  • La tapicería del banco es firme y ergonómica para favorecer estilos de trabajos ágiles y dinámicos.
  • Hay una amplia gama de opciones para varios asientos como por ejem. lineales, curvados o en un ángulo de 90 grados y que se pueden enlazar entre sí. Esto permite una variedad prácticamente infinita de diferentes configuraciones de modo que las salas y los espacios comunes pueden dividirse en zonas específicas.
Un mueble legendario: el banco de espera 1200 de Friso Kramer en la estación Olympia de Munich en 1972. Foto: Wilkhahn
El predecesor de Insit: el programa modular de bancos tapizados 840 de ProduktEntwicklung Roericht. Foto: Wilkhahn

El programa también ofrece modelos con los extremos abiertos para ofrecer espacio en la parte delantera y el modelo de tres asientos está disponible incluso con un respaldo que cambia de dirección. Los modelos con respaldo alto son la solución adecuada si se requiere más privacidad. Por el contrario, los bancos sin respaldo invitan a la gente a sentarse o tumbarse en ellos desde ambos lados, por ejemplo, en zonas de descanso o en lugares donde se toman pequeñas siestas a la hora de comer. Gracias a las uniones en línea y a las mesas de conexiones, los módulos pueden combinarse para crear suites completas en las que las personas pueden sentarse y trabajar.

Gracias a su altura de asiento de 45 cm, el programa Insit es una solución de banco ideal para los comedores. Foto: Wilkhahn
Ya sea que se utilice como un lugar para esperar o para encontrar un poco de paz y tranquilidad, el opcional respaldo curvado de Insit ofrece un mensaje de bienvenida a los visitantes. Foto: Wilkhahn

El sistema de bancos también se complementa con una gama de mesas a juego compuesta por mesas auxiliares y de centro con módulos de alimentación. Los tableros y los bancos también se pueden equipar con módulos técnicos integrados o instalados debajo del asiento. Por lo tanto, Insit se convierte en un sistema de asientos multiusos para trabajar en equipo, comer, beber, celebrar reuniones o relajarse. Es muy escalable y se puede adaptar a diferentes configuraciones.

Debido a su delicado armazón, Insit casi parece flotar sobre el suelo y también facilita el trabajo de limpieza. Foto: Wilkhahn
Insit ayuda a crear grupos cómodos de asientos para reuniones informales. Foto: Wilkhahn

Más información sobre las dimensiones, materiales y superficies del programa Insit.