Charlas de diseño de Wilkhahn: “Realmente aquí llevamos la viabilidad hasta los límites.”

16.10.2016 | by Wilkhahn España

Como uno de los sucesores de la legendaria Universidad de Diseño de Ulm, la Universidad de Diseño Schwäbisch Hall es un lugar para el fomento del talento. Michael Englisch, director de diseño de Wilkhahn, también estudió y dio clases allí. Andreas Hess y Sebastian Schnabel, los fundadores del estudio de diseño whiteID, ya comenzaron a colaborar durante su curso en Schwäbisch-Gmünd. Crearon una marca con whiteID, no sólo como diseñadores industriales, sino también impulsada mediante el desarrollo de procesos de productos. Hablamos con Andrés Hess sobre la silla de patín Metrik de whiteID para Wilkhahn, las lecciones aprendidas sobre la realización de sillas para niños y para adultos y lo que Helmut Schmidt y Dirk Nowitzki tienen en común.

Sebastian Schnabel, whiteID
Andreas Hess, whiteID
Se nos pidió desarrollar una silla que incorpora la filosofía de la compañía de sentarse "en la silla" y no "sobre la silla".

Andreas, ¿qué es lo que diferencia a whiteID de otros estudios de diseño?
Nuestros primeros productos se basaron en la seguridad del niño: sillas de bebés para automóviles, cochecitos de niños o juguetes. Por una parte, este segmento es muy emocionante, pero por otra se encuentra llena de normativas y reglamentos que exigen su cumplimiento. Rápidamente nos dimos cuenta de que un buen enfoque no es sólo el diseño de los productos, sino tener en cuenta todo el proceso de desarrollo. Esto comienza con la definición del grupo objetivo de la investigación de mercado, análisis de los productos existentes y qué atributos o funciones se buscan. Es entonces cuando comenzamos con el diseño y la tecnología. En el análisis final también suministramos los conjuntos de datos y gestionamos a los proveedores que harán realidad dichos productos. Esto es del interés de nuestros clientes. Nuestro equipo tiene una gran experiencia técnica cuando se trata de moldear por inyección y transformar madera. Es por ello que tenemos nuestro propio taller y estudio fotográfico en nuestra nueva sede, en una antigua fábrica textil en Schorndorf.

¿Cómo surgió la colaboración con Wilkhahn?
Llamé a Michael Englisch y le pregunté si estaría interesado en trabajar con nosotros. Le dije que, hasta la fecha, habíamos hecho sillas para niños, pero también se podía imaginar que podíamos hacer sillas para adultos.

¿Qué convenció a Wilkhahn?
La primera colaboración con un socio sin duda tiene el potencial de crear algo original. whiteID aporta la experiencia de una diversa gama de productos desarrollados en el proceso de diseño. Otro aspecto es que trabajamos mucho con el modelado de superficies. Metrik es un producto cuyos acabados y transiciones de superficies complejas se definieron en el ordenador.

¿Qué tipo de instrucciones recibió?
Se nos pidió desarrollar una silla que incorpora la filosofía de la compañía de sentarse “en la silla” y no “sobre la silla”. En segundo lugar, queríamos hacer una silla de patín que fuera vista sin problemas, o en otras palabras, que tuviera un diseño magníficamente integrado y no fuera la adición de varias partes.

Desde un punto de vista técnico, ¿cómo hiciste para integrar la estructura del asiento y el armazón para que se vea sin transiciones? ¿Es por el material?
El diseño es, en sí mismo, relativamente clásico; hay una coquilla de asiento y un armazón tubular. Pero en términos de tecnología de los plásticos, el logro de la transición sin fisuras es complejo.

En mi opinión Metrik tiene un atractivo casi abstracto, al igual que un dibujo. La forma en sí consta de varias áreas poligonales. ¿Es esto debido a la estética?
Sí, en general había dos cosas necesarias en la silla – en primer lugar la comodidad. Todas las áreas en contacto con la persona sentada en la silla son suaves y orgánicas. También se fomenta la sensación de estar sentado en la silla porque el respaldo es ligeramente superior para que el usuario, de forma automática, se sienta cómodamente en ella. Por otro lado la silla se ve nítida y definida, creando un punto de referencia con la arquitectura. El resultado ha sido una silla que tiene personalidad propia, pero no domina. Uno de los objetivos era también para cumplir con la variedad de requerimientos y demandas en los hogares y oficinas.

¿En qué medida su experiencia con las sillas de niños para automóviles ha sido útil?
Principalmente debido a nuestra experiencia con el plástico. Realmente aquí llevamos la viabilidad hasta los límites. En conjunción con Wilkhahn, también contamos con BASF que definió y dimensionó los materiales. Debíamos saber todo sobre el material para poder predecir su comportamiento y flexibilidad. Y, por supuesto, otro tema importante es la ergonomía en los productos de los niños. A pesar que los cuerpos de los niños son mucho más pequeños, también se pueden aplicar una gran cantidad de los resultados a los adultos.

Si le concedieran el deseo de elegir a una celebridad en particular para sentarse en Metrik ¿quién sería?
Eso es difícil. Una cosa es segura, cualquiera de nosotros podría sentarse ahora en una silla Metrik. Pero si se me permitiera un deseo, yo diría que Helmut Schmidt y Dirk Nowitzki para que jugaran juntos al ajedrez. Ambos son o han sido personajes muy distintos con diferentes personalidades… El objetivo de Metrik no es ser un objeto que polarice la atención, pero sí que una a las personas.

Sí. Estoy de acuerdo que es una gran combinación incluso siendo imposible, desgraciadamente. Muchas gracias por hablar con nosotros..

 

Fabricación de Metrik (1-3), Metrik en negro (4), Metrick en blanco (5)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *